profesores

No existe seguridad plena sin perdida de libertades. Nuestro menores merecen un sacrificio que de todas formas quedará oculto. Los directores de los centros deberán gestionar los documentos como ‘información reservada’ y la administración no podrá tener en cuenta en ningún caso la información penal incluida en los certificados y que no tenga nada que ver con el objeto de la ley, que es la de la inhabilitación de los candidatos con antecedentes por delitos sexuales. Así, por ejemplo, un candidato no podrá ser rechazado ni valorado negativamente en el acceso a un puesto de trabajo por que tenga una condena anterior por un delito fiscal o un delito de tráfico.

Fuente: http://www.elmundo.es/andalucia/2015/12/01/565dc0c1ca474153768b45c2.html